El Arte de la Intrusión de Kevin Mitnick [La verdadera historia de las hazañas de hackers, instrusos e impostores]

KEVIN D. MITNIK es un célebre hacker que ha “enderezado su
camino” y ahora consagra sus considerables habilidades a ayudar a
empresas, organizaciones y organismos gubernamentales a protegerse de los tipos de ataques descritos en este libro y en su anterior bestseller, The Art ofDeception (Wiley Publishing, Inc., 2002).

Es cofundador de Defensive Thinking (defensivethinking.com),
una consultoría de seguridad informática dedicada a ayudar a empresas e, incluso, gobiernos a proteger su información vital. Mitnick ha sido invitado a programas de tanto prestigio en Estados Unidos como Good Morning America, 60 Minutes y Burden of Proof de la CNN y se ha ganado la reputación de ser una autoridad destacada en materia de prevención de intrusiones y ciberdelitos.

WILLIAM L. SIMÓN es escritor galardonado y guionista y ha
colaborado anteriormente con Kevin Mitnick en The Art of Deception.
Los hackers juegan entre ellos a estar siempre un paso por delante. Desde luego, uno de los premios sería jactarse de haber penetrado en el sitio Web de mi empresa de seguridad o en mi sistema personal. Otro sería que hubieran inventado una historia sobre un ataque y nos la hubieran contado a mi coautor Bill Simón y a mí tan convincentemente que la hubiéramos aceptado como cierta y la hubiéramos incluido en este libro. Esa probabilidad ha supuesto un reto fascinante, un juego de ingenio al que ambos hemos jugado una y otra vez con cada entrevista realizada para este libro. Para muchos periodistas y escritores, decidir si una historia es auténtica es una tarea bastante rutinaria, sólo tiene que responder a: ¿es realmente la persona que afirma ser?, ¿trabaja o trabajaba esta persona para la empresa que afirma?, ¿ocupaba el cargo que dice?, ¿tiene documentación que corrobore su historia?, ¿puedo verificar que estos documentos son válidos?, ¿hay gente seria que pueda respaldar esta historia o partes de ella?



Jefe y Uploader de Corporación Warez


Deja un comentario